Actualmente, existen en el mercado una gama muy amplia de vinilos, con características sumamente atractivas. Por su variedad de texturas y acabados, podemos encontrar vinilos adecuados para prácticamente cualquier proyecto que pensemos desarrollar.

Además de los vinilos tradicionales, podemos encontrar vinilos fundidos de alta calidad, por lo que podemos aplicarlos en cualquier superficie ya se plana o con curvaturas pronunciadas, obteniendo un resultado magnífico y con la garantía de su máxima durabilidad.

En el caso de los vehículos, a través de la rotulación integral o wrapping, podemos cambiar por completo su apariencia, consiguiendo un fuerte impacto visual sin la necesidad de pintarlos. De esta manera, además de contar con total libertad a la hora de diseñar la rotulación, podemos removerlos fácilmente si dañar la superficie del vehículo. Por el contrario, si pasado un tiempo quitamos el vinilo veremos como la superficie ha permanecido protegida. A su vez, podemos destacar y potenciar detalles del vehículo gracias a los vinilo efecto carbono, aluminio cepillado o camuflaje, entre otros.

Más allá de la rotulación vehicular, los vinilos con efecto madera, cuero, jeans… los podemos utilizar en superficies parciales o piezas determinadas, ya sea para cubrir elementos de decoración, mobiliario u objetos cotidianos. Podemos renovar un armario o un cabecero, o simplemente aportar un toque original a cualquier objeto como gafas, móviles y tablets…